viernes, 19 de septiembre de 2008

La palabra que transforma


Un adjetivo o un verbo suelen contener más energía que un átomo de uranio, y eso se sabe sólo cuando estallan.
Tomas Eloy Martínez







Al hablar cada vez que en el antiguo pueblo arameo debía tomarse una decisión que involucraba a la sociedad, se llamaba a un Consejo.Luego de conversar y analizar profundamente la cuestión que los convocaba, el cónclave se clausuraba con una frase, pronunciada a forma de cierre y recordatorio:

“avarah kahdabara”

La traducción más literal sería: “Genero lo que digo” o “Al hablar, transformo” esta frase encerraba la manifiesta intención de recordar a los presentes que todo lo allí dicho, tenía el fin de transformar la realidad, de hacer que las cosas ocurran, en el cautiverio de los arameos, los magos persas tomaron esta frase y la convirtieron en la palabra que todavía hoy se utiliza como cábala para un acto de magia.
Abracadabra desde entonces, resume el colosal poder transformador de nuestras palabras.

El psicoanálisis trabaja también con la palabra y su función creadora, su función poética.
Es un pensamiento límite, porque se refiere de una manera directa al mundo de la sensibilidad.
En una sesión clínica las palabras no son usadas como representación, no representan ninguna cosa, no está trayendo una historia, ni está representando algo que pasó, o que esté localizado en algún lugar. En psicoanálisis las palabras están más asociadas con la producción de imágenes, no es importante lo que estén representando, sino lo que producen, el efecto que causan.

Lacan señala en "Función y campo de la palabra en psicoanálisis."
“ …Que la palabra es un medio para ser reconocido, quiere hacer creer algo y exige reconocimiento. la palabra tiene una función creadora, y es ella la que hace surgir la cosa misma, el concepto". A ella denomina palabra plena.
En cambio entiende como palabra vacía, aquella que carece de afecto.En la palabra vacía, ... "el sujeto parece hablar en vacío de alguien, que, aunque se le pareciese hasta la confusión, nunca se unirá a él en la asunción de su deseo"... Ahí el hablante no es dueño de su habla. Es más bien "hablado" por una palabra de la que no es dueño, y que lo constituye en sujeto alienado, dividido. Que en realidad no sabe lo que dice cuando lo dice. Que dice otra cosa de lo que quiere decir. Que dice mucho más de lo que piensa decir, sin saberlo.
Por eso los psicoanalistas dirán que en cada sesión emergen palabras únicas e irrepetibles, como algo artístico.
Desde la mirada psicoanalítica hay un salto espistemológico en la manera de entender la comunicación, porque pensar las palabras en función de lo que producen no es la lógica de la ciencia, tiene que ver más con la lógica del arte, con lo poético.
Heidegeer decía que el lenguaje es lo primero que designa lo existente, que la poesía es la leyenda del desocultamiento del ser: "Poesía, propiamente dicho, no es nunca meramente un modo
más elevado del habla cotidiana. Al contrario, es más bien el hablar cotidiano un poema olvidado y agotado por el desgaste y del cual apenas ya se deja oír invocación alguna. "
Recordemos el cuento de Cortázar: Carta a una señorita en París, el del hombre que vomitaba conejitos. Pensemos en esta persona que se estremece, que siente algo dentro de sí. Aquella presión en el estómago y en el pecho, forcejeando con la garganta y finalmente como resultado un velloncito blanco, tibio y tembloroso. Una vida delicada, querible.
Esos son los productos del arte, Todos los conejitos del mundo pueden morir, también pueden morir sus autores intelectuales, pero los conejitos de Cortázar, esas criaturas de ojitos rosados seguirán vivos mientras alguien los siga leyendo y evocando.
¿Cuanto espacio le das en tu vida a la poesía? ¿ Recordás esas palabras que transforman impactando en tu ser? La poesía puede expandirse también a ciertas prosas, a las evanescentes letras de algunas canciones, a los diálogos en una buena película, donde la observaste últimamente?




6 comentarios:

Libélula dijo...

Profesor Abel: recuerde que no soy su alumna, pero esta última entrada es tan bella que no puedo dejar de escribirle.
La vida es una poesía, todo lo que nos rodea, si miramos bien es poesía, un bebe amamantado por su mamá, la gota de rocio sobre un pétalo, una lágrima que no termino de corre por la mejilla, mi gata durmiendo entre mis dos perras, la mirada confiada de un niño, en fin...sería interminable la lista.
Los versos que aún resuenan en mi memoria son varios:" Puedo escribir los versos más tristes esta noche"; "Las vidas son como los ríos que van a dar a la mar, que es el morir";"Ni mármol duro y eterno ni música ni pintura, sino palabra en el tiempo";"Canto y cuento es la poesía.Se canta una viva historia, contando su melodía";
"Tengo una soledad tan concurrida, tan llena de nostalgias y de rostros de vos de adioces hace tiempo y besos bienvenidos de primeras de cambio y de último vagón"
Todos los poetas, de todos los tiempos dejaron huellas y formaron mi gusto por la palabra escrita, ahora, que han pasado años de mis primras poesías creo lo que leí hace poco de Juan Carlos Onetti ( en un reportaje de ADncultura a Eduardo Galeano)"que las únicas palabras que merecen existir son las palabras mejores que el silencio" al parecer es un proverbio hindú.
Hasta pronto y mis felicitaciones

Abel dijo...

Hola Libélula:) muchas gracias por tu comentario estimada colega! que lindos versos que elegiste che...
y me quedaba pensando... será que nosotros debemos tomar responsabilidad para incluir más poesía en los diseños curriculares?¿Quizás con nuevas materias? "Educación para la sensibilidad"?
Creo que estamos atravesando una crisis de sentido en lo político, en lo cultural, en lo religioso...
y en ese contexto me pregunto:“¿Puede enseñarse el gusto por la poesía?”, algunos dirán “El gusto por la poesía no se enseña; se aprende” ... “O se contagia”, contestarán otros.
A mi entender creo que la magia de las palabras poéticas nos ayudan a imaginarle un sentido a nuestro mundo ... uds que opinan?

graciela liliana peralta dijo...

Profesor Abel:En la otra punta de la enseñanza, Ud universitaria y yo desde mi biblioteca en primaria, puedo asegurarle que los niños a partir de los 11 ó 12 años, piden libros de poesías, cuando las emociones y los sentimientos comienzan a invadirlos y no saben cómo volcarlos en un papel.
Muchas declaraciones de amor adolescente son versos de aqui y de allá, que sienten que los identifican.
El quiebre sucede cuando son un poco más grandes y creen que alguien puede burlarse de lo que sienten.
Ahí el adulto, el profesor, es el que talla y da valor a la sensibilidad.
No pierda las esperanzas, los niños y los jovenes son altamente sensibles, sólo que tienen que disimular para no desentonar "con este mundo" materialista y consumista, sigo abriendo caminos, respetando sus códigos, hay mucho más de lo que se ve en la superficie
Afectuosamente, por la gentileza de contestar mis líneas.Libélula

Abel dijo...

Graciela gracias por tus palabras...tus comments siempre son bienvenidos acá! leyendo tus líneas pienso en aquello que decía Nietzsche: ... que para muchas cosas de nuestra vida debemos retomar la actitud con la cual los niños juegan a la escondida ...o acaso también en las palabras de Neruda:que decía que la diferencia entre el hombre y el niño está en el tamaño de sus juguetes

Angela dijo...

ahora siii!!!!! Espero poder darte un abrazo virtual, compañero, primero por felicitarte, y segundo porque creo que le "encontré" la vuelta a ésto de poder participar, y de verdad te digo, está fantástico- ésto ha sido como "parir" de nuevo la materia...y ahora si, a crecer, me enganché con el tema de la poesía, creo firmemente que el ser humano es esencialmentre poético, y como tantas otras cualidades, van quedando ocultas en el camino de crecer. y para vos Abel te mando éste pensamiento , sacado del libro: La Alegría de la Vida de Yongey Mingyur Rinpoche,amigo y fiel alumno del Dr. Francisco J. Varela....
..."Cuando los pensamientos surgen, en vez de considerarlos defectos, reconozca que están vacios y déjelos tal cual..
- GOTSANGPA,The Highest Continuum-(traducción al inglés de Elizabeht M. Callaham
-

Abel dijo...

Hola Angelita! un gusto encontrarte por acá!
Gracias por comentar! síiii somos seres poéticos! y con la capacidad maravillosa de recrearnos a nosotros mismos.
Buenísmo y muchas gracias por el hermoso regalo linguísitico del texto de Rimpoche :)