viernes, 5 de septiembre de 2008

La marca de lo humano: el rostro


"Nosotros, los seres humanos, nunca estamos desnudos, la mirada y la voz son ya atavíos."
Jean Baudrillard








¿ Cómo se nos aparece la humanidad del otro?
Una idea central en Emmanuel Levinas es que la relación con el otro nunca puede definirse o fijarse definitivamente, y en esa huída impuesta, hay un compromiso que no es ni tan siquiera voluntario, sino solo aceptado.
No es la cara en sí ni una parte del cuerpo. El rostro surge, en parte, de la fascinación. El embrujo o la fascinación frente al otro hace que el otro sea para mí un rostro. De manera que el rostro es la metáfora que utiliza Levinas para designar al otro. Y es una metáfora interesante, porque está tomando, aunque no sea la cara, algo que tiene que ver con lo corpóreo, con una afectividad que no excluye a la razón. Es más: el encuentro con el otro es un acontecimiento. Es como si tuviéramos que movernos, en el encuentro con el otro, en un tiempo que no es el tiempo del reloj. Para Levinas, el encuentro con el otro, el abandonarse en el otro, tiene algo de sagrado.
Este es un pensamiento filosófico que toca profundamente lo relativo al hombre y a su compromiso, a su fuerte responsabilidad ética para con el otro, su prójimo/próximo.
Mientras vemos el video de "Woman in art", podemos reflexionar juntos sobre como cada época intenta plasmar, mostrar ¿descifrar? el enigma del rostro humano, y les dejo esta pregunta:

¿Qué sucede con la desnudez de nuestros rostros? ¿Es ella disfraz o revelación? ¿Cómo nos damos cuenta de eso?

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola chicos soy Patricio
El otro dia lei el texto de Finkielkraut La Sabiduria del Amor. Pienso que el Rostro expresa mucho de lo que a uno le pasa y si bien como diria Bateson, todos tenemos una fachada, el rostro no permite ocultar mis pensamientos y mis sentimientos, sino que los pone de manifiesto.

Anónimo dijo...

Ah y me olvidaba soy Patricio. esto de que "la apraricion del otro en mi ambiente me suscita un doble malestar: ser reducido al estado de objeto y ese objeto se me escapa puesto que es para otro". no crea que sea tan asi, ya que yo soy siempre yo, y por mas que otro ponga la mira en mi rostro no significa que lo vea como un objeto sino como una contemplacion jajaj

Florencia Malena dijo...

Considero que el rostro es una construcción, que produce sentido porque varias partes faciales están operando en simultáneo, gobernadas por una intencionalidad. Por lo tanto, si hay intencionalidad, es una construcción deliberada que se manifiesta a través de gestos!

Abel dijo...

Gracias Flor x tu comentario
Interesante reflexión, además de ser una construcción intencional está el asunto del rostro como enigma, misterio, fascinación, desde un aspecto más fenomenológico y menos racional, así lo miraría el existencialismo.

Abel dijo...

Patricio bendito tu eres entre todas las comentaristas!
gracias por entrar y escribir tus impresiones,el tema del rostro y la mirada en particular son temas centrales en el existencialismo.
Sartre y Lévinas tienen diferentes versiones sobre eso, para uno la mirada será la dominación y la objetivación, para el otro el impulso ético de que nos permite la libertad.

Anónimo dijo...

Hola como estan? soy Patricio
Queria dejarles mi impresion sobre la clase del otro dia... el momento de la mirada... QUE FUERTE QUE FUE!!!... nunca lo habia hecho... y en ese momento pensaba.. que le pasara a esa persona en este momento, como sera su vida, sus problemas, sus anecdotas, sus sufrimientos...
Sin duda el rostro es desnudez y no disfraz...
La verdad Abel... son muy buenas las clases... muy didacticas!!! felicitaciones!!!

Abel dijo...

Hola Patricio muchas gracias che por tus palabras...
las dinámicas que trabajamos en los prácticos tienen diferentes propósitos, la que jugamos el otro día es de "sensibilización" y te permite "pasar por el cuerpo" ciertos conceptos o distinciones, por eso les decía que en esa experiencia de 2 minutos "vivíamos el riesgo de encontrarse con el otro"
así expuestos, de frente...
Esos ejercicios sirven para reflexionar sobre ideas y situaciones, que más allá de leerlas y memorizarlas en un apunte, las vivimos cotidianamente
y como diría Francisco Varela: "la mente no está en nuestra cabeza"

Paz dijo...

No pude asistir a la clase pasada... esa de la que habla Patricio que estuvo buena la experiencia... me la podes contar.
Maria Paz Vela

Abel dijo...

María Paz la clase fue de Psicología existencialista y su relación con la comunicación y el sujeto
el texto que vimos fue el de Sabiduría del Amor de Alain Fielkenkraut, expusieron muy bien el tema Cristina y Soledad y después de compartir preguntas hicimos un ejercicio de sensibilización: llamado " la aventura del contacto" que consistía en pararnos de a dos y encontrar nuestras miradas durante dos minutos, en silencio. Después de la experiencia hicimos un rescate para ver que ideas e impresiones surgieron y pasamos a cerrar la clase