jueves, 11 de septiembre de 2008

Hablamos y somos hablados








Cuando sólo me preparo para lo que debiera sucederme, no me hallo preparado para lo que me sucede. Nunca.
Antonio Porchia



Los patinadas o errores verbales involuntarios que muchos cometemos, tienen algún significado, la psicología de lo inconsciente dice que en realidad no son errores sino que son razones inconscientes reveledas con sinceridad, son “ventanas hacia el patio de nuestra mente” que de forma consciente nunca expresaríamos.
Las explicaciones dadas por el psicoanálisis aseguran que
en realidad el lapsus linguae, los chistes y anécdotas que uno puede tener en su discurso muchas veces consisten en el afloramiento de lo reprimido, es más, que es el superyó el que ha mantenido en el inconsciente el deseo o la mentira reprimida, en situaciones de especial tensión o estrés, cuando llega la fatiga o la relajación se produce el lapsus o el fallido como una liberación.

¿Dónde termina lo intencional y empieza “ el se me escapó” o “lo dije sin querer”? Quizás un lapsus o un chiste exprese mejor lo que queremos decir que lo que nosotros creemos ...sin contar que a veces el lenguaje nos hace decir lo que no queremos decir, porque uno habla y es hablado –aprisionado- por una red de textos previos, de intenciones ajenas adheridas a las palabras propias.
Lacan entiende por sujeto del enunciado lo que se dijo, como algo ya fabricado, ya producido, en cambio el sujeto de la enunciación estaría relacionado con la idea de la producción y no de lo producido, él va a señalar que en ese proceso incosciente sabemos lo que decimos pero no sabemos “como lo decimos” En ese sentido “somos hablados por el lenguaje”
¿A quién pertenece la palabra que usamos para expresarnos si la palabra es por definición repetible y propiedad de todos?.
"Es difícil establecer quién dice qué cuando habla. Tomar la palabra es asumir –en el esfuerzo de producir una significación- la imposibilidad de decirlo todo. Esa imposibilidad es la certeza que el sujeto encuentra en el acto de tomar la palabra. Certeza que no es previa, que no es deducible, que no se funda en ningún saber sino por el contrario, en el punto de desvanecimiento del sujeto en relación al saber. No es certeza de saber sino de falta de saber. La verdad del sujeto puede decirse a medias" dirá Lacan. Con todo esto: ¿Cómo podemos entrenarnos para ser eficaces en nuestra comunicación interpersonal? ¿Qué pasa con los aspectos insconcientes del lenguaje? ¿Como podemos ser competentes para manejarnos con eso?

Existe una disciplina de comunicación para personas que tienen un trabajo con alta exposición en los medios.
Con ella se entrena a periodistas, políticos, funcionarios, directivos de empresas a manejarse efectivamente ante las cámaras, que decir y como decirlo respecto a cada auditorio, comunicación no verbal para la TV, Radio,etc.
Se llama Media Coaching y es una posibilidad laboral para nosotros los comunicadores. Los invito a responder las preguntas que les hice mirando un trailer de la peli
“Yo Presidente”, que es una suerte de documental (¿tragi?) cómico sobre los últimos presidentes que tuvimos, entrevistados en un clima de entrecasa, de distensión, donde aparecen hablando de temas triviales, bueyes perdidos pero entre chiste y anécdotas ustedes podrán escuchar …. ejem



8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola chicos como estan les escrie Patricio...
Como podemos ser eficaces en nuestra comunicacion interpersonal y como "arreglarnos" con los aspectos inconcientes del lenguaje... yo me inclino como diria Lacan por el Sujeto Epistemologico jajaj dejo atras el sujeto del inconciente (lo neutralizo) y que viva el Yo (que reine). Ojo el sujeto de la enunciacion no me desagrada...

Abel dijo...

Hola Patricio gracias por comentar de nuevo!
Y sobre lo que decís sobre la
inclinación por el sujeto epistemológico en Lacan? un psicoanalista preguntaría: ¿ Quién dice eso? desde donde lo dice? con quien se identifica cuando lo dice? jeje

Santiago Federico dijo...

Hola, soy Santiago, cuando leía el post me acordé este texto de Galeano que se llama "La uva y el vino".

Saludos!

Santiago.

------------

"La uva y el vino"

Un hombre de las viñas habló, en agonía, al oído de
Marcela. Antes de morir, le reveló su secreto:
- La uva --le susurró-- está hecha de vino.
Marcela Perez-Silva me lo contó, y yo pensé: Si la uva
está hecha de vino, quizá nosotros somos las palabras que
cuentan lo que somos.

Eduardo Galeano.

Abel dijo...

Santiago gracias por tu aporte! muy bueno el texto de Galeano,
Yo pienso que Lacan le agregaría: "que a veces las palabras cuentan más de lo que nosotros queremos decir", jejeje

Anita dijo...

Creo que nuestro inconsciente no deja de hablar de nuestro verdadero yo a cada momento, a cada instante. Me doy cuenta como funciona en los chistes, por ejemplo. Siempre bromeo con cosas que no diría en serio. Se me viene a la cabeza, tantos hombres que joden con su sexualidad, eso es muy común en ellos. Pienso en todo eso reprimido que ni nos dejamos conscietemente pensarlo o imaginarlo. Seguramente, los comunicadores vinculados a la publicidad juegan con esos deseos, angustias e inseguridades inconscientes. Me pregunto: ¿cuál es el límite ético en eso? Sobre todo en publicidades que juegan con los temores de las muejres al verse gordas o feas en verano, y ponen a una mujer "rellenita" burlada por todos y a la "flaquita" pasando una vida genial. O también las publicidades de por ej, "Puertas Pentagono", ya el nombre tiene demasiada alusión.

Ya que estamos psicoanalíticos, mi asociación libre me lleva a pensar en las campañas de moda. Como el deseo se impone como individual después de ver la ropa en un@ modelo. La producción del deseo, es constante. Me pregunto, entonces, qué cuernos deseo yo. ¿Qué es verdaderamente lo que deseo? Porque el deseo es construido en base al otro, no es mio. Y lo que de verdad deseo, está reprimido en mi inconsciente.. .. asique.. jeeje..
seguiré con mi terapia, a lo mejor y con suerte, lo logro saber algún día de estos...
mientras además.. sigo con el parcial.

Saludoooos
Anita

Pd: Este comercial de Sprite es muuy lacaniano jaja..

http://es.youtube.com/watch?v=I4zAONxgI4M&feature=related

Abel dijo...

Anita gracias por tu comentario muy interesantes tus reflexiones!
además del límite ético también hay que pensar en la eficacia de las publicidades que asocian sus productos al sexo... los publicistas señalan que esa asociación desmedida "te puede comer (solapar- tapar) la marca"
Y viste el inconsciente nos habla!
miraste el video? te acordás lo que le pasó a ese presidente que pescaba a a los tiros?
Excelente el ejemplo que mostraste de la publicidad "lacaniana!" tengo uno pero versión masculina!
que te parece? jejeje

http://www.youtube.com/watch?v=8Ml8Qei_3zI

Anita dijo...

Sí.. las publicidades de fernet siempre apuntan a esas "características" de los hombres jaja.. me acordé de estas dos.. más claro..imposible!

http://uk.youtube.com/watch?v=MGd_moTzJI8

http://uk.youtube.com/watch?v=3cbRNuMp5cI&feature=related

En el film es muy indignante como Duhalde habla de la "muerte" de los "chicos que pelearon cuerpo a cuerpo con la policía (?)" ..
¿Fallido o no?


Imposible ser sujeto epistemológico..

Y cuánto que nos pesa ..

Abel dijo...

Y retomo una frase de lo que nos compartía Santiago en el comentario anterior sobre el texto de Galeano las Uvas y el Vino: ..."somos las palabras que
cuentan lo que somos"
El asunto para psicoanálisis está en el escuchar " el como digo lo que digo" la enunciación, el decir...
me acuerdo de un personaje de la película Michael Clayton, la "mala" de Tylda Swinton que hace de ejecutiva que representa los intereses de la multinacional y ensaya y ensaya sus discursos y posturas para enfrentar las cámaras....
Pregunto existirá un modo?, una técnica que permita reducir los lapsus? desaparecerían los actos fallidos con un buen libreto? con un buen ensayo y entrenamiento... ustedes que opinan?