lunes, 2 de abril de 2012

Una cosa que piensa








Un maestro y su discípulo paseaban por el bosque, en silencio, contemplando la

naturaleza… Inesperedamente el maestro dijo:

- Escucha, aprecia el lindísimo canto de aquel pájaro.

Y el joven discípulo preguntó:

- ¿Qué pájaro es?

-Vaya una persona habla con el hemisferio derecho y ¡ los demás entienden casi siempre con el hemisferio izquierdo!

Espero sinceramente que eso no suceda aquí…



Nuestro paradigma de base en la cultura occidental es cartesiano

Por eso en las ciencias todo aquello que está relacionado con la afectividad, la sensibilidad, fue considerado históricamente como un conocimiento “de segunda selección”.

Descartes contradijo la fórmula socrática del solo sé que no se nada con una certeza que nadie pudiera atacar: su pienso luego existo. Después dividió la naturaleza en res extensa y res cogitans, y con ello separó al cuerpo de la mente (sobre este error es recomendable la lectura del magnífico libro El error de Descartes, del neurobiólogo portugués Antonio Damasio).

Descartes aspiraba encontrar una verdad clara y distinta por eso: la incertidumbre es una de las verdades con las que nuestro bagaje evolutivo está más reñido. Buscamos regularidades en la realidad que nos rodea, y tenemos fobia al sinsentido, al igual que se dice que la naturaleza tiene horror al vacío.

Aprender a vivir es aprender a bancarse la incertidumbre

En este mundo complejo, soportar la indefinición, el no saber de antemano, el “ir viendo” es la capacidad básica para que en uno aparezcan los saberes y las certezas…¿Que valor le das a la intuición en tu reto diario que provoca llevar adelante un proyecto, un emprendimiento o tu carrera misma?

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Abel disculpame pero me quedo una duda con respecto a como toma Descartes la parte de la Intuicion, podemos decir entonces que la intuicion proviene del cuerpo?? Ya que este tiene percepciones y sentimientos ?? desde ya muchas gracias, Florencia Gasparet

Anónimo dijo...

Hola Soy Mauro D'Ippolito del Grupo "Los del rincón" (también conocidos como "el rincón") .
En la hoja de trabajo de descartes nos tocó la pregunta ¿Cómo sería pensar con el corazón y sentir con la cabeza? Nosotros llegamos a varias conclusiones :
1) Una racional: que sería igual pero con los órganos en diferentes lugares, es decir seguirían cumpliendo sus funciones pero con ocupando diferentes lugares.
2) Una más dualista: Pensar con el corazón nos llevaría cometer errores de tinte pasionales o simplemente a ser impulsivos pero al sentir con la cabeza nos llevaría a ser fríos, calculadores o arrepentirse de todo lo que uno realizará. En un punto es contradictorio, pero necesario a la vez pues nos permitiría trabajar al mismo tiempo con dos enfoques distintos pues convivirían juntos (como plantea Descartes con cuerpo y mente - espíritu). Ambos son necesarios para la vida.

Luego nos tocó las preguntas ¿Qué porcentaje de certidumbre le das al pronóstico para mañana y a la frase: "Los triángulos tienen tres lados"? La primera (la del clima) nos llevó a pensar un porcentaje menor pues no se conoce el futuro y no existe la certeza de que por más de sepamos que va a llover, esto sucederá, mientras que en el caso del triangulo es una certeza, pues conocemos como es un triangulo y a su vez tenemos la certeza de que tiene 3 lados. Es completamente imaginable y a su es un pre concepto que se tiene (el hecho de que los triángulos son de tres lados).

La tercera pregunta era completar la frase: "Lo que Descartes ha aprendido sobre sus sentidos examinando la cera es..." que la vela (o cera) no deja de ser vela aunque en un momento parezca lo contrario porque su estado cambio, lo que le que le conlleva a pensar a Descartes que sus sentidos lo engañaron. Entonces Descartes desconfía de sus sentidos, de su cuerpo, de lo que siente. Busca en el espíritu pues al ver que la vela se derrite cambia de forma piensa hecho que le hace desconfiar de lo que sus sentidos perciben, entonces se plantea que si piensa existe y el cuerpo no es más que el medio que usa el espíritu para interceptar el mundo material. La vela en sí cambia su forma pero no su esencia. Esto le lleva a utilizar la DUDA como método que le permite conocer la certeza de los hechos materiales.

tatiana dijo...

GO HOME-Primera Parte. En base a la hoja de trabajo de Descartes, surgieron las siguientes reflexiones.
¿Qué porcentaje de certidumbre le das al pronóstico para mañana miércoles?
¿Qué porcentaje de certidumbre le das a la frase: los triángulos tienen tres lados?

Ambas preguntas pueden generar respuestas independientes entre sí. Pero, a su vez, pueden ser analizadas en forma conjunta, ya que ponen en evidencia parte del pensamiento cartesiano: hay cosas que se nos presentan con tal claridad que las tomamos por ciertas (como el hecho de que los triángulos tienen tres lados) y otras de las que nos permitimos dudar.
En la base del pensamiento de Descartes encontramos la formación matemática del pensador y si a partir del mismo se conformaron las bases del pensamiento occidental, podemos asegurar que nosotros somos sus herederos directos. En consecuencia, la segunda de estas preguntas nos parece evidente: es 100% seguro que todos los triángulos tengas tres lados, ya que la misma esencia del triángulo así lo indica. La primera, por su parte, despertó respuestas diferentes: depende del medio de comunicación que nos informe, de las pruebas empíricas directas que tengamos (un cielo nocturno cerrado o no), de si por mañana miércoles se hace referencia a las 24 horas del día o simplemente a las que yo presencio sin estar dormido. En consecuencia, podemos afirmar que es más sencillo responder la segunda de estas cuestiones ya que uno no tiene la “costumbre” de dudar de los saberes matemáticos, considerados “más objetivos” y no tan influenciadas por quien los piensan. En contraste, el sentido común nos indica que los pronósticos tiene un grado posible de error, en consecuencia no podemos asegurar que el de mañana sea acertado.
En la discusión sobre estas cuestiones surgió algo curioso: ante la certeza de no poder confiar en el pronóstico del tiempo recurrimos a otros saberes que, en el caso de Go Home, están 100% relacionados con la experiencia: “Yo sé que va a llover mañana, porque me operaron del brazo y siento dolor”.

“Sin Embargo”, “Quizás” y “Pero”: A lo largo de las seis Meditaciones, señalá con un círculo las palabras claves como estas que muestren dónde la línea argumental pasa a una nueva dirección.
Las seis meditaciones están plagadas de ejemplos que representen como la línea argumental cambia de dirección. Como ejemplos elegimos los siguientes:
“(…) el espíritu, que, usando de su propia libertad, supone que ninguna cosa de cuya existencia tenga la más mínima duda existe, reconoce ser absolutamente imposible que él mismo sin embargo no exista.”.
“En este momento, estoy seguro de que yo miro este papel con los ojos de la vigilia, de que esta cabeza que muevo no está soñolienta, de que alargo esta mano y la siento de propósito y con plena consciencia: lo que acaece en sueños no me resulta tan claro y distinto como todo esto. Pero, pensándolo mejor, recuerdo haber sido engañado, mientras dormía, por ilusiones semejantes”.
“Y, sin embargo, hace tiempo que tengo en mi espíritu cierta opinión, según la cual hay un Dios que todo lo puede, por quien he sido creado tal como soy”.

tatiana dijo...

GO HOME- Segunda Parte

¿De dónde nos viene lo que creemos saber?
Siguiendo a Descartes, se podría decir que lo que creemos saber viene de nosotros mismos, de afuera y de nuestra imaginación. Es decir, hay cosas que nacen con nosotros, cosas que externamente conocemos y cosas que producimos mentalmente Sin embargo, consideramos que gran parte de lo que creemos conocer y tomamos por verdadero fue adquirido por nosotros mediante los contantes procesos de socialización y la experiencia personal.
¿Podemos estar totalmente seguros de tales conocimientos?
Considero que no hay conocimientos de los que uno pueda estar totalmente seguro, pero sobre algunos suspendemos las pruebas de verdad, los aceptamos como ciertos para poder a partir de allí construir nuevos pensamientos o simplemente dar continuidad a cotidianidad.
¿A qué llamamos realidad?
Llamamos realidad a aquello que conocemos a través de lo que Descartes llama “res extensa”, el cuerpo, que tiene percepciones y sentimientos y la “res cogitans”, el alma que piensa, reflexiona, razona, imagina... pero necesita de un cuerpo para interactuar/unir el alma con el mundo exterior. Evidentemente será también tarea del alma toda decisión que afecte al cuerpo. No comemos ni bebemos por voluntad, sino por necesidad; dicho de otra forma, las reacciones emocionales dependen del cuerpo.
Según Descartes, el hombre es la unión de la “res cogitans”, que concibe las propiedades primarias de los objetos a través de la razón, y la “res extensa”, que se encarga de las propiedades sensoriales y emocionales para transmitirlas a la “res cogitans”. Entonces lo real, la realidad estaría determinada por lo que conozco a través del cuerpo y del alma

¿Cuál es la relación entre la razón y la verdad?
Según Descartes, no podemos saber si algo es cierto o no. Pero si Dios es perfecto y el engaño y el fraude son imperfectos, éstos últimos no pueden proceder de Dios. Aunque nosotros, a través de la razón, podemos distinguir entre lo verdadero y lo falso, también muchas veces hemos sido inducidos al error. Pues siendo producto de Dios, como somos, ¿cómo es posible que seamos imperfectos? Cuando queremos distinguir entre lo verdadero y lo falso usamos el entendimiento y la voluntad. El entendimiento y la razón, nos permite captar nuestro entorno pero no afirma ni niega nada; por lo tanto el error tiene que proceder de la voluntad. Al ser más amplio, realiza juicios sobre cosas que no conoce, llevándonos al error.

Simona Raffaella Sandunga dijo...

UNO DE CADA PUEBLO

¿Las cosas más importantes para vos las decidís con la cabeza o con el corazón?

Concluimos que esta cuestión depende de qué clase de cosas se trate para saber si las decidimos con la cabeza o con el corazón. Si pertenecen al terreno de lo práctico o lógico serán situaciones en las que primará una decisión un tanto más racional, mental, en la que los sentimientos pueden dejarse a un lado, sin embargo, hay hechos o decisiones en las que el corazón puede tener un peso mayor por sobre la razón. Tampoco descartamos la posibilidad que en ciertos casos nuestro corazón y mente van de la mano y no puede prescindir uno del otro, sino que se complementan, pero al momento de tomar una decisión concreta siempre prima alguno de los dos.

¿Es la existencia de Dios lo que nos asegura que el Cogito es verdadero o es el Cogito y la evidencia lo que nos asegura que Dios existe?

Consideramos que esta respuesta es muy personal y que depende principalmente de las creencias individuales, concluimos que creemos en un Dios que se asemeja al ser supremo del cristianismo pero dejamos a un lado las consideraciones de la Iglesia actual, como institución la cual consideramos desfasada en tiempo y espacio, en especial por mantener aun postulados y creencias demasiados cerrados y antiguos sin poder acomodarse a las nuevas características del mundo actual con todos los cambios que ello supone.
Descartes afirma la existencia de Dios al igual que nosotros pero ello nos remite a distintos interrogantes ¿es realmente Dios por medio del cual podemos alcanzar el cogito (el yo pienso) verdadero? O ¿Es nuestro pensamiento y la certeza de que estamos pensando lo que nos garantiza la existencia de Dios? Estos son los dos grandes interrogantes, decidir por uno es difícil pero ¿Es por la existencia de Dios que podemos pensar? O ¿Pensamos por origen natural y gracias a eso suponemos la existencia de Dios? Si pensar es lo único que garantiza nuestra existencia, entonces Dios nos otorgó la facultad del pensamiento para que nuestra existencia fuera posible. Ahora bien, esto es una posibilidad en la que creemos por el simple hecho de creer en aquel Dios, la otra posibilidad sería que nosotros como sujetos nacimos con la facultad del pensamiento y a partir de ella construimos la existencia de Dios del cual estamos totalmente convencidos que existe.

Escribiente dijo...

Nosotros después de charlar algunas de estas cuestiones pudimos destacar las siguientes conclusiones:

1- Coincidimos en general que no se puede dividir la cabeza y el corazon, o los sentimientos y la razon, porque van ligadas todo el tiempo en la vida y tambien a la hora de tomar decisiones. Agregaría que cuando tomamos decisiones podemos decir que lo hicimos con la razon, y en realidad nos estamos engañando porque los verdaderos deseos no los podemos anular, por algo existe el inconsciente. No hacemos lo que queremos.

2- Dijimos que la existencia de Dios garantiza las verdades porque un ser bueno y perfecto no podria engañarnos. De la evidencia de que tenemos una idea de perfeccion se sigue que solo un ser perfecto pudo haber originado esa idea, lo mismo con la idea de infinitud. Ambas cosas serian ciertas.


3-Nuestros sentidos pueden engañarnos porque el hombre tiene la voluntad de saberlo todo pero como es finito no lo puede saber, y entonces se equivoca.

4- Creo que descartes llamaria realidad a lo que conocemos clara y distintivamente con la razon

5- Justamente lo que conocemos clara y distintivamente con la razon, mas alla de los sentidos, es la verdad.

Grupo Morfina dijo...

Este es el link del prezi que expusimos el martes pasado:

http://prezi.com/p6soaycvsgr5/descartes-meditaciones-metafisicas/

Link de la escena seleccionada de Matrix:
http://www.youtube.com/watch?v=OmFAZ7GiqBw&feature=related

El protagonista de la película, Neo, descubre que el mundo en el que creía vivir no es más que una simulación virtual. Esta ilusión colectiva es conocida como "The Matrix", -la matriz-. El mundo real se encuentra profundamente deteriorado y ello es producto de la guerra entre las máquinas y los hombres. Tras elegir saber la verdad y enfrentar la realidad tal como es, Neo comprende, de la mano de Morfeo, que todo lo que conoce hasta el momento es sólo una ilusión que le fue impuesta. En términos de Descartes, el protagonista descubre que aquello que creía como seguro y verdadero (y que había aprendido a través de los sentidos) no era más que ensueño. Sus sentidos lo han engañado, por lo que no puede fiarse de ellos. Incluso, podría decirse que "cierto genio maligno" (en el caso de la película, las máquinas que construyeron a Matrix) atrapó su credulidad y lo sumergió en una realidad virtual impuesta como real.

Escena de la película "El orígen":
http://www.youtube.com/watch?v=TifaMUkkF7w

Tomamos un breve fragmento de la película "El origen" para dar cuenta de varios puntos relativos a lo desarrollado previamente. En primer lugar, explicita las semejanzas entre sueño y realidad. Estas son elaboraciones del propio subconsciente, el cual construye un mundo aparentemente real que se entremezcla con lo fantástico, con lo ficticio. Allí, hay ciertos indicios que producen fisuras entre ambos mundos, y surge la duda -por ejemplo, cuando los personajes comienzan a caminar de modo tal que alteran las leyes físicas. Muchas veces estas rupturas no son del todo claras. En cierta forma, esto se debe a que -tal como expresa uno de los personajes de la película- el espacio onírico se encuentra cargado de sensaciones, que se añaden a lo estrictamente visual. Estas sensaciones son las mismas que los individuos tienen al permanecer en estado de vigilia, lo cual dificulta la distinción entre ambos estados. Esto nos permite razonar que, probablemente, el sentir no necesariamente se encuentra ligado a una acción de estímulo-respuesta exclusivamente física, sino que se puede obtener el mismo resultado a partir de un hecho puramente mental e imaginario.

http://www.youtube.com/watch?v=R5bEsnWDBHc

La película "La escafandra y la mariposa" está basada en la vida de un reconocido periodista francés, quien sufre un accidente cardiovascular y como fruto de ello, su cuerpo entero queda paralizado (a excepción de uno de sus párpados). Víctima del "síndrome de cautiverio", no puede moverse, comer, hablar ni respirar sin asistencia; sin embargo, sus facultades mentales se encuentran intactas. El protagonista crea un nuevo mundo a partir de las dos cosas sobre las que conserva el control: su imaginación y su memoria. Ellas constituyen su refugio, los únicos vestigios que le permiten seguir considerándose humano. Es así como ahonda en recuerdos de su niñez, de su familia y sus amantes; asimismo, recurre a menudo a situaciones imaginarias, las cuales le permiten construir a su gusto otras realidades muy distintas a su penoso estado. Podría decirse entonces que el personaje principal de esta película, al recordar e imaginar, siente que todavía es una persona, tal como Descartes, quien llega a la conclusión de que si piensa es porque existe.

Grupo Morfina dijo...

Además de subir las pelis, teníamos que finalizar la frase que nos tocó en la hoja de Descartes.

La misma decía:
Lo que Descartes ha aprendido sobre sus sentidos examinando la cera es...

que los propios sentidos a veces lo engañan y que la esencia verdadera de las cosas proviene del razonamiento y el entendimiento.

Grupo Morfina - Rochi dijo...

Dejo frase que leí y que viene acorde a lo que se habló en la clase anterior. En nuestro grupo nos tocó una de las preguntas ¿Cómo sería pensar con el corazón y sentir con la cabeza?

y en nuestro debate surgió la pregunta ¿Por qué es necesario ubicar espacialmente el pensamiento y el sentimiento?... A partir de esta discusión traje esta frase:

"Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón"

Agustina Pardiñas dijo...

Para responder que es más importante para “vos” es necesario preguntarnos quien es el YO. Ese yo engloba un punto de vista particular y existen tantos puntos de vista como sujetos ,por lo tanto es importante tener en cuenta que la pregunta es ambigua . Por otra parte creemos que no respondemos ni con el corazón ni con la cabeza que ambas forman parte del espíritu , de un todo espiritual, por lo tanto ni una ni la otra.
Nosotros creamos a través de la cultura ,contexto e ideología. Creamos un dios ,un imaginario de lo que ese dios representa por lo tanto el cogito , es decir “el ser” y la evidencia es lo que nos asegura que dios existe.


Agustina - Grupo "Los amantes"