domingo, 26 de octubre de 2008

Viviendo como seres linguísticos


Al operar en el lenguaje cambia nuestra fisiología, nos podemos herir o acariciar con las palabras”
Humberto Maturana



¿Saben porque los perros nunca llegan tarde? Porque no prometen.
Nietszche decía que los humanos somos animales que hacen promesas
Desde el paradigma constructivista vivimos en el lenguaje y nos constituímos como personas en él.
Desde el modelo de la Ontología del lenguaje desarrollado por Fernado Flores, Rafael Echeverría, Humberto Maturana y otros autores, son tres los dominios que se intersectan, constituyendo al ser humano. Estos son: palabra | emoción | cuerpo En la intersección de estos tres dominios, se encuentra el fluir de nuestro lenguaje.

Los seres humanos somos seres lingüísticos. El lenguaje es sobre otras cosas lo que hace de los seres humanos el tipo particular de seres que somos. Somos seres que vivimos en el lenguaje. Somos seres sociales. No hay lugar fuera del lenguaje desde el cual podamos observar nuestra existencia.

  • El lenguaje es generativo. El lenguaje no sólo nos permite hablar "sobre" las cosas: hace que ellas sucedan. Por lo tanto, el lenguaje es acción, es generativo: crea realidades.Sin importar el idioma que hablemos, siempre ejecutamos el mismo número restringido de actos lingüísticos: los seres humanos, al hablar, hacemos declaraciones, afirmaciones, promesas, pedidos, ofertas. Estas acciones son universales.
  • Los seres humanos se crean a sí mismos en el lenguaje y a través de él. Al decir lo que decimos, al decirlo de un modo y no de otro, o no diciendo cosa alguna, abrimos o cerramos posibilidades para nosotros mismos y, muchas veces, para otros. Cuando hablamos modelamos el futuro. A partir de lo que dijimos o se nos dijo, a partir de lo que callamos, a partir de lo que escuchamos o no escuchamos de otros, nuestra realidad futura se moldea en un sentido o en otro. Pero además de intervenir en la creación de futuro, los seres humanos modelamos nuestra identidad y la del mundo que vivimos a través del lenguaje.

Me voy a referir a algunas de las declaraciones fundamentales llamadas así por la importancia que tienen en nuestra vida.Las declaraciones son un acto lingüístico que tiene el poder de generar una realidad diferente, es como si después de haberlas dicho, el mundo no fuera el mismo.
Las declaraciones están asociadas con la capacidad que tenemos de cumplir lo que declaramos.
Ellas no solo tienen la capacidad de crear mundos, sino también de dejarnos disponible un espacio determinado de acción y una emocionalidad especial que aparece después de haberlas dicho.
A través de la declaración del NO establecemos nuestra autonomía y nos habilitamos como personas; es la declaración en la que más comprometemos nuestra dignidad. Cada vez que digamos no ,y esto sea pasado por alto, no hemos sido considerados con respeto.
Las veces que decimos SI en lugar de decir que NO estamos poniendo en juego nuestra integridad, haciendo más importante al otro que a nosotros mismos, pagando por eso un precio con nuestra autoestima. Es una declaración fundamental en las relaciones. Marca nuestros límites. Hasta donde vamos a dejar que llegue el otro.

Es en la declaración del SI donde aparece nuestro compromiso. ¿Imaginás de qué manera ponemos en juego nuestra integridad personal cuando decimos que sí y luego no actuamos coherentemente con lo que dijimos? Algunas personas tienen el SI muy disponible, sin darse cuenta que están buscando ser queridos a partir de complacer al otro.

La declaración del NO SÉ no es algo que tengamos muy “a mano”. Muchas veces porque “ no sabemos que no sabemos”, otras porque creemos que ya sabemos (todo). No nos damos cuenta que declarar “NO SÉ” es el umbral del aprendizaje. Esta declaración es una fuerza muy poderosa en el proceso de transformación personal y profesional.

Declarar TE QUIERO o te amo genera la relación con el otro y forma parte del mundo que compartimos . Es bastante común pensar que si hay amor entre dos personas, no hace falta decirlo; lo damos por sentado. Sin embargo la declaración de AMOR no solo describe lo que está ahí, sino que también lo alimenta y lo ayuda a crecer.

La declaración del PERDON incluye el perdón a los demás, el pedido de perdón y el perdonarnos a nosotros mismos. Siempre es una declaración para liberarnos.
Perdonar no es olvidar ni permitirle al otro que vuelva a hacer lo que nos lastimó; es simplemente aceptar lo ocurrido y seguir viviendo con eso sin cargarlo en nuestra mochila

Con la declaración del GRACIAS tenemos la oportunidad de honrar y reconocer lo que los demás hacen por nosotros. También nos conecta con la gratitud por lo que somos y por todo lo que tenemos.

Las palabras no son inocentes y al pronunciarlas o pensarlas crean una forma de realidad. A las palabras no se las lleva el viento, las palabras dejan huella y tienen poder de influir en forma positiva o negativa....
Las palabras curan o hieren a una persona. Por eso mismo, los griegos decían que la palabra era divina “ Dynamithon logos” el poder del lenguaje.
¿Para que les digo todo esto?
Para que reflexionemos acerca de la realidad que creamos con nuestro lenguaje
¿Las palabras que utilizás para referirte a vos mísma/o reflejan el valor que vos tenés?
¿Pensás en las palabras que usás y su verdadera repercusión en el otro?
¿Cuando le decís que sí a algo o a alguien, lográs ser consistente con tu declaración?
¿Podés sostener un No cuando querés decir que no?
¿Te preocupás por no dejar conversaciones sin completar?
¿Recordás decirle a las personas que mas querés lo importantes que son para vos?
¿Tomás cinco minutos para reconocerte por todo lo que lográs ?
¿Encontrás un momento para conectarte con la gratitud?

Les propongo un ejercicio personal para hacer con lápiz y papel: miren este cuadro
¿ Vos tenés algo pendiente que decirle a alguien?

Pueden escuchar la canción del video y completar el cuadrito de las declaraciones con un plan que les permita concretarlas con cada persona en una fecha cierta

Luego los invito a compartir las sensaciones que tuvieron al hacer el ejercicio :)

Que

A quién

Como

Donde

Cuando

Perdón





Gracias









No sé





Reconocimiento






4 comentarios:

María Paz Borrescio dijo...

Me gustó mucho este post porque creo que, sin darme cuenta, le doy mucha importancia a las palabras que utilizo y que utilizan los demás. Si bien las palabras son generativas y su uso es un acto lingüístico, creo que el problema muchas veces está en lo que para cada uno significa una palabra. El caso más representativo es el del "te quiero" o el "te amo", ya que para mi quizás son como "palabras mayores" y no las uso en cualquier ocasión y considero que otra gente si. También hay muchas formas de pedir perdón y creo que, por más que se use la misma palabra, hay perdones más o menos sentidos. Quizás las palabras también son un poco relativas y su "significado" depende de quién, cómo, dónde y cuándo se empleen.
Respecto al ejercicio, sinceramente no lo hice con un lápiz y un papel, pero al ojear un poco el cuadrito me di cuenta de que "estoy en falta" con varias personas.

Saludos!

La Colorada dijo...

Buenas! Me gusto mucho este ejercicio. Son cosas que uno no piensa siempre. A veces está bueno sentarse, tomarse aunque sea 2 minutos para pensar en estas cosas.
Personalmente yo me estoy por ir a un viaje largo en diciembre y este tipo de ejercicio sentí que me dio ese impulso que falta para poder avanzar con algunas cosas pendientes de hace tiempo y para lo cual uno siempre busca excusas...
vaya a saber porqué...

saludos!!!

Abel Vera Hidalgo dijo...

María Paz me alegra encontrarla por aquí, hola Colorada :)gracias chicas por comentar
Que bueno que hayan elegido este post.
Para la epistemología constructivista y sus abordajes pragmáticos de la comunicación el lenguaje es generativo.
El hecho de decir que el lenguaje es una acción puede resultar un lugar común y suena muy lindo, " es políticamente correcto"
Pero desde la Ontología del Lenguaje o la PNL esta idea aparece "aterrizada" y muestra "como" es que "somos lo que decimos" de una manera contundente.
Les recomiendo este libro para explorar el tema:
http://www.buscalibros.cl/libro.php?libro=412757
Nos cerramos y abrimos posibilidades en nuestra vida en función de como pidamos, de las cosas que afirmemos, de lo que prometamos y lo que declaremos!
María Paz y Laura está muy bien que vean cuales son sus conversaciones pendientes: ahora sabén que la pelota: “queda del lado de su cancha”
No es lo mismo decir: “esta pared es blanca” que decirle a alguien “te quiero” o “perdoname”.
Recuerden que tener estas distinciones les da mas poder de elección para sus vidas y consecuentemente: más respons(h) abilidad :)
¿Cuáles de estas declaraciones tienen ustedes más a mano? ¿Cuáles les cuestan más?
¿Al resto como les fue ? ¿Quién más desea compartir su experiencia con este ejercicio?

Anita . dijo...

Hola de nuevo Abel, muy interesante este tema. Observo lo siguiente...

Partiendo del punto en el que después de haber hecho algún tipo de declaración somos capaces de construir una realidad diferente: es algo que suele ocurrir solamente en nosotro mismos. Creo que cada vez es más difícil hacer sentir el mundo diferente al otro a través del "decir". Veo que en las relaciones de hoy, las palabras circulan como algo efímero, que se pierde. Se pierde también o varían los significados. Para darnos cuenta basta con revisar un diccionario etimológico.

Con respecto al ejercicio, lo que más utilizo es el "perdón", pero en general con ironía :o

Saludos,
Ana